Tener un cachorro no es tarea facil.

Un perro en casa conlleva unas responsabilidades diarias, paseos, darle de comer, agua, gastos en veterinaria, etc… .

Ademas de todo esto un cachorro requiere tiempo, mucha paciencia y compañia, pero sobre todo, buen humor. Por tanto es muy importante que las experiencias a las cuales se enfrenta un cachorro sigan siendo positivas,  que el ambiente donde se encuentren con su familia sea constructivo, feliz y relajado. No podemos pedirle al perro cualquier cosa que nosotros  no se seamos de llevar a cabo, no podemos pedir a nuestro perro que no se lance a atacar otro perro si tenemos al animal envuelto en un ambiente de mal humor .

Hay que ser muy consciente de la extremada sensiblidad emocional de los perros, siendo capaces de detectar sin necesidad de palabras si los miembros de su familia estan estresados, enfadados, nerviosos, tristes etc, llevandolos a vivir momentos de autentico estres y frustración.

Especialmente  hay que proteger a los cachorros de estas situaciones. Esto también implica que el tiempo que dedicamos al perro ha de ser tiempo de calidad, que los paseos sean realmente paseos y no caminatas estresantes, que incluyen tirones de la correa para que el cachorro  no entretenga  a husmear ni mirar a mirar apasionado el mundo que  lo rodea y nos  siga a nuestra velocidad de crucero.

La educación de los cachorros es por tanto , una resopnsabilidad ineludible, mas a tener en cuenta que durante como minimo todo el primer año.

Para mas informacion, contactar con nosotros o visitad nuestra web en Roncana.com